Sembrando plumas, comederos para aves

A tres meses de mudados, mi adaptación al nuevo apartamento ha sido muy positiva. Me ofrece algo que para mi es sumamente valioso, estar debajo de un árbol, recibir el sol, la brisa, contemplar los cambios en la naturaleza. En ese camino, buscando que la naturaleza llegará a mi balcón, analicé el movimiento diario de aves, los visitantes mas atrevidos son colibríes, tordillo común, reinitas, cucaracheros, uno que otro insectívoro. Siempre quise tener un comedero para colibríes y esta era una oportunidad de oro. Lo compré en Amazon y gracias a la colaboración y paciencia de unos amigos (L&J), llegó antes de Navidad.

SDV-Comederos

Decir “niño con juguete nuevo” se queda muy corto. Googleando me informé sobre la mezcla ideal, higiene, cuidados especiales, etc pero para asegurarme le escribí al que sabe (TF); buena decisión. A las pocas horas de colocado el comedero, ya había peleas por las preciadas flores amarillas. La especie de colibrí predominante es la Amazilia Bronceada Coliazul, Copper-rumped Hummingbird o Amazilia tobaci, es un espectáculo verlos a escaso metro y medio de distancia. Para Agata y para mi es común hablar con los “chiquitines” en el balcón, ver sus rituales de acicalamiento, estiramientos, relajación y hasta meditación. Ellos no se inmutan con nuestra presencia, sin embargo evitamos movimientos bruscos o ruidos sorpresivos.

Pensando en soluciones para acercar a los semilleros pequeños (evitando las palomas), mi hija Andrea aportó una solución gourmet mezclando alpiste y gelatina sin sabor. Hicimos la prueba y es excelente, los tordillos trabajan para separar los granos, es más higiénico, se puede colgar en cualquier lugar, eso si, en época de lluvia se tiene que proteger del agua. En cuanto a otras aves habitué de la zona (canarios de tejado, paraulatas, azulejos, reinitas) es materia pendiente. Quiero ubicar más comederos para fruteros y semilleros, bebederos, etc. Pero quiero ubicarlos en lugares adecuados, que pueda llegar a ellos con la silla eléctrica, que no representen problemas para la comunidad y que puedan ser disfrutados por grandes y pequeños, para que cada comedero sea una “Semilla de Vida”.

Anuncios

3 pensamientos en “Sembrando plumas, comederos para aves

  1. Hermoso recuento, lo mejor de todo es que no tenemos que usar binoculares, la cercanía de la presencia de las aves, libres pero atendidas, genera rica sensación de comunidad con la naturaleza, como de que cada quien en su sitio, espontáneos y felices.

  2. Me puedo imaginar esa tierna imagen de los colibríes tan cerquita de vosotros y la felicidad de poder vivir junto a ellos cada uno de sus rituales.
    Lo de instalar los comederos ha sido una solución buenísima…Me alegra mucho que el cambio para vuestro nuevo apartamento haya sido muy positiva y todo lo que sea disfrutar de la naturaleza, es magnífico.
    ¡Gracias por este lindo post!

  3. Bello artículo, me imagino que ya deben ser unos expertos en los colibríes, sería bueno poder fotografiarlos en pleno vuelo sustentado frente a una flor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s