Adiós Abril “Regalos de la vida, conociendo a Loise”

Este Abril 2014 al que hoy despedimos ha sido totalmente atípico, recibí un verdadero regalo de la vida al permitirme cumplir un año más con ELA (ALS-MND), la naturaleza ha seguido con sus ciclos bien marcados, he tomado muchas fotografías y sin embargo no las compartí, he pasado por momentos especiales y no he escrito casi nada aunque disfruto un montón haciéndolo. El motivo de ese silencio es que la delicada situación económica, político y social por la que está pasando Venezuela ha requerido toda mi atención y entrega para mantenerme claro de pensamiento y purificando sentimientos a veces encontrados.

SDVip4215

Regreso escribiendo un post con una historia real y conmovedora en la cual soy co-protagonista. La dama a la que acompaño se llama Loise, es una americana radicada en New Hampshire ubicado en el norteño estado de New England (USA). Visitamos Aruba la semana pasada y coincidimos con Loise en el mismo hotel y los últimos días descubrimos que compartíamos también el mismo edificio. El primer contacto fue en la piscina principal y lo hizo ella acercándose a Agata, visiblemente emocionada le preguntó en inglés si era mi esposa. Agata le respondió afirmativamente y Loise con lágrimas en los ojos le dijo que yo era idéntico a su hijo. Por el sentimiento que expresaba Agata le tomó las manos y mirándola ya lagrimeando también espero sus palabras, “él murió hace dos años… de cáncer”, “cuando vi a tú esposo pensé es él… regresó”.

Conmovida Agata nos contó la historia arrancando lágrimas y comentarios de todos nosotros, no volvimos a ver a Loise. Los días pasaron y aún no habíamos disfrutado de la pequeña piscina en el área de nuestro edificio, cuando decidimos hacerlo descubrimos que Loise ocupaba una de las habitaciones de la planta baja. Al acercarnos a su porche rápidamente abandonó su lectura para saludarnos, el momento en el que tomé su mano fue especial y mágico, había lágrimas en sus ojos eran de alegría aún a sabiendas del pequeño engaño de la vida. Quedamos encontrarnos al día siguiente para tomarnos una foto juntos, foto que acompaña el post y aunque no se distingue bien Loise tiene una franela en donde luce varias especies de colibríes. Le di un cariñoso beso y abrazo de hijo, de ella sentí una gran energía y el amor materno incondicional. Se regresaba al día siguiente con una historia difícil de entender, pero la imagen juntos testimonia la realidad del hecho.

En Aruba la vida me dio esta enriquecedora experiencia, que no la veo como casual sino como un camino que ya estaba escrito que Lois y yo lo transitaríamos juntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s