Diario de un colibrí: Choque de titanes… ¿error de cálculo?

El circulo de la izquierda destaca al Peque posado, y el de la derecha a ATYV01 comiendo en vuelo estático. La casi rutina de ATYV01 es venir a gran velocidad pegado al edificio, entra a su izquierda en vuelo rasante sobre las bromelias deteniendo su trayectoria a escasos centímetros del comedero. El Peque muchas veces lo intercepta y lo obliga a cambiar su rumbo, en ocasiones ATYV01 lo sorprende y logra entrar, el Peque lo persigue hasta obligarlo a salir.

1339@ppdopico

ATYV01 se dirigía a la habitación a toda velocidad, el Peque en una asombrosa maniobra hizo un solo movimiento, como un martillo lo interceptó y regresó a posarse. El Peque no mostró señales de estar herido o afectado, sin embargo ATYV1 estaba evidentemente conmocionado, con un ala extendida quedó “sembrado” en un hijo de la bromelia. Desde su precaria posición nos veía sin dar signos de nerviosismo, ni de nada, estaba realmente en shock.

Enseguida llamé a Agata, apenas entra le digo  señalando hacia el colibrí, mira lo que le hizo el Peque. ¿Qué hacemos? me dice, agárralo con cuidado, pendiente de las espinas de las hojas, no se hagan daño. Agata lo agarró con cuidado, siempre dice “me da nervio”, por miedo a hacerles daño, lo puso en mi mano y la cerré suavemente. Apoyé la mano en mi muslo y la abrí dejándolo, acércale el comedero para que reponga energías si  quiere, le digo a Agata.

Agata le acercó el comedero y comió poquito dos o tres veces, en sorbos cortos y haciendo sus respectivos intervalos. A todas estas el Peque nos vigilaba al mismo tiempo que al comedero, Agata me estaba haciendo una pregunta sobre el pronóstico de ATYV01, callándose sorprendida por la velocidad del paciente, de mi mano salió disparado como un rayo hacia el Peque, el cual magistralmente lo evadió.

Al poco rato ATYV01 regresó y siguen en el mismo juego, deleitándonos con sus acrobacias aéreas y sus ocurrencias. Porque al poder seguirlos día a día, los convierto en unos personajes con costumbres, ritos y hasta mañas.

Créditos fotográficos: Agata Cafarelli y Camila Dopico

AT: Amazilia tobaci  YV: Siglas de Venezuela para aviones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s