Periquita huye buscando amor (historia basada en hechos reales)

Primer acto: Dónde estás pajarito?

Hay zonas del jardín en donde me instalo, a veces paso desapercibido y logro observar algunas escenas de la cotidianidad alada. Hace pocos meses me detuve cerca de los bambúes, sólo oyendo como se alternaban los llamados clásicos de paraulata, reinita, gonzalito, cristofué, colibríes, etc. Pero… había algo que no encajaba en la escena, era un llamado corto, suave y repetitivo. Levanté la mirada, buscándolo sin éxito en los bambués, árboles y reja. Dónde estás pajarito? que no te veo. De repente algo se movió y al fin lo ubiqué, estaba cerca de mi y del piso. Era una hermosa periquita australiana posada en una rama rota de bambú (horizontal, conocida, amigable). Sin duda era un ave habituada a la percha de la jaula y a las personas, estaba a pocos metros de ella y se mantenía tranquila. Por mi cabeza pasaron varias alternativas y dejarla libre no era una de ellas (por su propio bien). No tenía teléfono y no quería dejarla sola, pero yo necesitaba ayuda y un plan de rescate.

Segundo acto: La ayuda, el plan y el rescate.

Moviendo la silla en retroceso (reversa) no aparte la vista de la alada, apenas me moví ella también lo hizo, posándose en una rama a baja altura. Vi a la Sra Rosa hablando con alguien en la PB del edificio y llamé su atención. Hola mi Sr., están haciendo su tarea?, me dice, involucrando a mi acompañante Niky. Hola Rosa, allí hay una periquita australiana, es una niña, le digo señalando con una mueca su ubicación aproximada. La cara que puso Rosa fue un poema, pero no me sorprendió su duda, escepticismo, incredulidad, ya que la situación no era para menos. Le mostré la periquita y no salía de su asombro, embelesada por la escena la colmó de adjetivos, dirigiéndose directamente a la alada.

DSCN4103PeriquitaSDV02Rosa, traiga la jaula con sus periquitos, alpiste y la jaulita. Qué piensa hacer, traigo una franela ó una toalla también? me pregunta, no Rosa, sólo eso, le respondo. Sin poder esconder que disfrutaba lo que hacía, Rosa regresó con la encomienda y preguntando preocupada: dónde se metió la niña, no me diga que se fue? -No Rosa, está allí y creo que debe estar hambrienta, quién sabe hace cuánto se escapó?. Le indiqué a Rosa donde colocar la jaula con los periquitos variopintos, que parecían comentar entre ellos (tal vez sobre el extraño paseo). Enseguida la periquita voló posándose en la jaula y paseó caminando de un lado al otro sobre el techo; mientras el trío de periquitos la seguían fijamente, parecían embobados, hipnotizados. Del techo la niña voló al piso y se acercó cuanto pudo a la comida, mostrando signos de ansiedad.

Aprovechando que la periquita voló cerca separándose de la jaula, Rosa colocó en el piso la jaulita, puerta abierta y con alpiste. Como si lo esperase la pequeña alada entró con apuro a comer, apenas pudo Rosa hábilmente cerró la puerta y los dos festejamos el logro con un puñito. De regreso al edificio Rosa cargaba las dos jaulas y la periquita aún bámboleándose seguía comiendo. Entonces mi Sr. ya tiene una linda periquita, – no Rosa Ud. la va a cuidar bien y yo la puedo ver cuando quiera. Ver su cara iluminada de felicidad no tiene precio, Nikita nos mostraba el camino y la periquita rescatada… seguía comiendo.

Tercer acto: La Periquita Bachelorette: Compartiendo, intentando, definiendo (Final de temporada)

IMG130147sdvEn el más puro estilo de reality TV, la periquita compartió casa con tres machos solteros, ella nunca lo pidió ó no supo pedir, pero estaba en la final. Tenía mis reservas sobre el reality y esperaba una sucesión de peleas entre los machos. Eventualmente preguntaba por ella: Rosa, qué tal la niña? Ahí va, a ellos no los veo motivados, no le paran mucho, me respondía. Malo, malo pensaba.

La siguiente prueba para la Periquita Bacherolette, fue convivir con uno de los candidatos una semana (privacidad absoluta). La periquita casi se escapa nuevamente, el cual hubiera sido un final medio bizarro. Cuando el primer pretendiente regresó al apartamento de solteros, subió muy contento a la percha a reencontrarse con sus compañeros y ponerse al día con las novedades. Rosa esperó unos días y al azar agarró a otro candidato ó tal vez él lo propició.

Durante semanas no recordé preguntar y Rosa tampoco me comentó nada. Se lo tenía callado, tal vez por cábala, eso pensé cuando me dice: se llevan muy bien, ella no sale prácticamente del nido y el macho los alimenta muy bien. -Los, Rosa? Ah, si si los, tienen dos pichones… los alimenta a ellos y a ella, me suelta con innegable satisfacción. -Entonces Rosa, somos abuelos… bueno pues si, me responde abrazándome como pudo.

Cuarto acto: Conociendo a los pequeñines. “Lo que se hereda no se hurta” 

Rosa me trajo a la familia completa, así conocí al afortunado padre y a las dos pequeñas crías. Le pedí a Gilliana (mi fisioterapeuta fuera de serie) unas fotografías de los alados, ya que ella fotografió muy  bien al Peque en sus primeros dias en casa. Fuera de un pequeño susto, la visita de los alados fue tranquila, como todas las crías los periquitos captaron nuestra total atención. Por momentos se quedaron dormidos (una siesta de bebe) y al despertar parecían un juguetico, moviéndose como con pila nueva  o después de darle cuerda.

Buscando parecidos, la cría azul (macho♂) no se parece a ninguno de los progenitores, aunque tal vez tiene alguna características de la madre. La cría amarilla parece hembra (no estoy 100% seguro), es indudable el parecido con su padre, diríamos “de tal palo tal astilla” ó el que me gusta mas “lo que se hereda no se hurta.

Agradezco y reconozco la ayuda de la Sra. Rosa en el desarrollo de la historia y la colaboración de Gillianna López documentándola.

Anuncios

3 pensamientos en “Periquita huye buscando amor (historia basada en hechos reales)

  1. Qué linda historia y esas imágenes tan bonitas…¡Gracias por este nuevo post, Pepe! Lo he disfrutado muchísimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s